Hoy el príncipe Harry tenía un evento en solitario y ¡sorpresa! justo cuando estaba nombrando a Meghan Markle ésta ha irrumpido en el escenario del estadio de Wembley dejándonos una bonita escena romántica y un look típicamente working muy fácil de copiar, estés o no embarazada.

Si ayer la Duquesa de Sussex se decantaba por los brocados para acudir al 50 aniversario del príncipe Carlos como heredero, hoy ha rescatado un look más informal en que demuestra que el azul marino y el negro pueden hacer buenas migas.

Un outfit con el que Meghan vuelve a desligarse del estilo más royal y deja claro que con los básicos justos pero adecuados en el armario acertar es mucho más fácil. Se ha decantado por un blazer en color azul marino con botones dorados, unos pantalones pitillo negros y una sencilla camiseta lisa. ¿Quién no tiene estas tres prendas (o similares) en el armario?

A modo de accesorios, ha lucido unos salones negros y un collar de oro de la marca Jennifer Meyer en el que se puede leer “Mummy”, se trata de uno de los regalos que le hicieron sus amigas en su fiesta de Baby Shower celebrada en Nueva York.

Este viernes, con motivo del Día Internacional de la Mujer, volveremos a ver a Meghan. La Duquesa de Sussex, muy comprometida con la igualdad de género, formará parte de un panel de discusión presentado por The Queen’s Commonwealth Trust.





Fuente Enlace

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *