La clave de su xito no radica slo en sus centmetros. Pau Gasol, uno de los mejores deportistas espaoles de todos los tiempos y ahora tambin embajador de Tommy Hilfiger, sabe que en la ecuacin del xito prima ms el esfuerzo y la tenacidad que sus 2,13 cms de estatura. «Nadie dijo que fuera fcil cumplir tus sueos», confiesa. Y, sin embargo, l los est alcanzando todos…

Disfrutando de una gran obra a unas horas de incorporarme a la seleccin, #Leerespoder», comenta Pau Gasol en un post de su cuenta de Instagram hace unos meses mostrando una foto del Ensayo sobre la ceguera de Saramago. Precisamente en Bajo el aro, el libro que acaba de publicar y en el que ha querido hablar de su experiencia como deportista de lite, la literatura y la msica siempre aparecen como trasfondo. «Dos de mis entrenadores NBA intentaban motivar a sus jugadores mediante la lectura. Y as fue como mientras uno me haca leer Fiesta de Hemingway o 266 de Bolao, otro me propona ttulos relacionados con el racismo como Entre el mundo y yo, de Ta-Nehisi Coates».

Con Pau Gasol (Barcelona, 1980) todos los estereotipos caen por su propio peso. No estamos frente a un mortal al uso y para muestra dos ancdotas ms: Corra el ao 2006 y Espaa ganaba en las semifinales del Mundial de Japn a Argentina con un apretadsimo marcador. La mala suerte haca que Pau Gasol se lesionara el pie a falta de un minuto para el final. Dos das despus, y sin su lder en la pista, el resto de jugadores sala al campo para jugar la final con una camiseta que rezaba «Pau tambin juega», mientras el pvot miraba a sus compaeros con lgrimas en los ojos. «Entiendo que un lder no es necesariamente el mejor, sino aquel que es capaz de sacar lo mejor de los dems», asegura hoy recordndolo.

Segunda ancdota que revela un poco ms sobre el carcter del mejor jugador de la historia del baloncesto espaol: «Siempre recordar una partida de ping-pong que jugu con mi hermano Marc cuando yo tena 16 y l 12. Por supuesto, le vacil y consegu que me lanzara la raqueta a la cabeza, supongo que porque nunca le dejaba ganar. Nunca he dejado ganar a nadie», cuenta divertido.

Si hoy le hubieran contado a aquel pequeo, que aspiraba a ser mdico desde que se enter que Magic Johnson tena Sida, a dnde llegara probablemente no lo hubiera credo. Pero el pvot de los San Antonio Spurs naci en un hogar privilegiado con unos padres (ella mdico, l ATS) que se encargaron de que sus hijos crecieran con unos principios que le han mantenido anclado en tierra una vez que se convirti en una sperestrella: «Nos ensearon que lo ms importante es la humildad y el respeto, pero tambin hacan mucho hincapi en la capacidad de superacin y en no rendirnos nunca hasta conseguir nuestros sueos», confiesa. Y Pau soaba con el baloncesto mientras miraba en su habitacin aquel pster de Michael Jordan realizando un salto que desafiaba las leyes de la fsica. l es la prueba palpable de que esos sueos se pueden llegar a cumplir. El cataln pas de jugar pachangas en la canasta de la casa de sus abuelos, a unos metros de la Sagrada Familia, a hacerlo en las canchas de los mejores equipos del mundo. Y, de nuevo, sus padres jugaron un papel fundamental: «Cuando decid irme a la NBA, mis padres tomaron la decisin de poner en pausa sus respectivas carreras y toda la familia unida nos mudamos a Estados Unidos. Esta decisin fue fundamental para adaptarme sin problemas».

Con 20 aos ingres en la NBA, con 25 era una estrella. Gasol no slo mejor su tcnica sino que realiz un impresionante cambio fsico, trabaj su musculatura y se dej barba para perder esos rasgos aniados e intimidar a los jugadores de los equipos contrarios. «Pau no slo juega bien, sino que piensa ms que la mayora de los jugadores», aseguraba Hubie Brown, uno de sus anteriores entrenadores.

El cataln se dio cuenta pronto de que la imagen tambin es primordial. En un mundo, el del baloncesto, donde las camisetas se llevan XL y las gorras del revs, Gasol siempre apareca impecable en las ruedas de prensa, con camisas de rayas perfectamente planchadas y pantalones de pinzas. La moda le divierte y quiz por eso acaba de convertirse tambin en embajador de Tommy Hilfiger y Tommy Hilfiger Tailored, para vestir sus prendas fuera de las canchas, un influencer de autntico oro: «Comparto con Tommy el objetivo de inspirar e impactar positivamente a las nuevas generaciones», confiesa.

Hoy en da, a sus 38 aos, el mayor de los Gasol no slo vive por y para el baloncesto. Tiene su propia fundacin, Gasol Foundation, junto a su hermano Marc, para combatir la obesidad infantil, colabora con varios hospitales oncolgicos infantiles y es embajador de Buena Voluntad de Unicef: «Como deportista profesional, soy consciente de la atencin meditica que despierto e intento tener un impacto positivo en las vida de las personas, especialmente en la de los ms pequeos».

Hasta aqu lo profesional y en lo que acabara cualquier perfil sobre Pau escrito antes de finales de 2018. Pero hace unas semanas, anunciaba a travs de sus redes sociales su compromiso con Catherine McDonnell, una californiana de 29 aos, graduada en Comunicacin y Negocios. La novia de Gasol posee un brillante expediente acadmico, habindose graduado cum laude con una tesis sobre nuevas aplicaciones para iPhone. Cuando TELVA le da la enhorabuena a travs de un mail, su respuesta no tarda en llegar: «Muchas gracias! La verdad es que estamos muy ilusionados y felices. Ahora sueo con tener mi propia familia y poder disfrutar juntos de momentos inolvidables…» Y, esta vez, esos recuerdos no estarn ligados a una cancha de baloncesto ni tendrn a 500 cadenas de todo el mundo retransmitindolo. Quiz sea el momento en que Pau se vuelva por fin humano.





Fuente Enlace

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *