Viajamos a Londres para conocer el nuevo Wolford: la mítica firma de calcetería se reinventa

En 1950 nacía una en Austria, en el lago Constanza, una de las firmas de calcetería más importantes de Europa, una «compañía para producir medias para mujeres a partir de seda pura y rayón». Casi 70 años después, y tras desarrollar la tecnología puntera que hace de las suyas unas medias irrompibles, Wolford se reinventa: acudimos a Londres para el relanzamiento de la firma y para conocer y entrevistar, de primera mano, a la mujer al frente de eta revolución.

Es una de las pesadillas de cualquier mujer: inviertes en unas medias porque tienes un evento importante y ¡oh, oh! una carrera. Por eso, Wolford es el sueño de cualquier mujer, porque sus medias son irrompibles. Probado y comprobado: no se rompen nunca, nunca, nunca. La tecnología que han desarrollado a lo largo de casi 70 años de historia ha hecho que su precio sea algo superior (unos pantis pueden oscilar entre los 28 y los 49 euros), haciendo que la edad media de su clientela subiera y que se posicionara como una firma de lujo.

Si la máxima de la firma ha sido siempre innovar y reinventarse -fueron los primeros en eliminar las costuras de sus medias, en crear pantis de compresión e incluir refuerzos reductores, y creó lencería y corsetería a modo de segunda piel-, ahora Wolford ha querido renovarse una vez más, especialmente a nivel de imagen de marca (ya que se encuentran en lo más alto a nivel de calidad de producto), y para su campaña primavera-verano 2019 han lanzando una imagen mucho más joven, moderna, alocada e irreverente bajo el lema #TrueCharacter (verdadero carácter) que anima a las mujeres a encontrar su verdadero yo sin miedos y sin prejuicios: «Celebramos y homenajeamos a las mujeres y su auténtico carácter, su individualidad e identidad. El tema central de nuestro nuevo capítulo trata de pasiones, de fuerza y de aceptar las supuestas imperfecciones. Animamos y ayudamos a las mujeres a mostrar su verdadero ser a través de nuestros productos auténticos», explican desde la firma.

Acudimos a la fiesta que Wolford celebró en Londres, en el sótano del ayuntamiento del distrito de Shoreditch, para conocer de primera mano ese #TrueCharacter. A través de diferentes salas con juegos de luces y olores, shows en directo y performances pudimos conocer las piezas más icónicas de la marca mezcladas con el nuevo concepto, personificado por los actores: botones uniformados, mujeres con carteles protesta, instinto animal, un espectáculo de tango… Y pudimos entrevistar a Birgit Kaufmann-Rehm, jefa de diseño y responsable de gran parte del nuevo Wolford:

– ¿En qué consiste el proceso de diseño de cada colección?

– Lo primero que hacemos es recolectar inspiraciones y crear un mood board, que puede nacer de un viaje para investigar o de la vida diaria. Una vez que lo tenemos todo en el panel, trabajamos en los conceptos de la colección. Junto al departamento de desarrollo elegimos las gibras y las técnicas de tejido y ya comenzamos a producir los primeros prototipos.

– ¿Cuánta gente conforma este equipo?

– Somos cuatro en diseño: mi colega, quien diseña medias y knitwear, Flaka Jahaj, un asistente, un becario y yo, que soy la jefa de del departamento.

– ¿De dónde procede vuestra inspiración?

– De la vida cotidiana y de cosas como la música, el arte, el cine… Por ejemplo para la próxima colección nos influyó la película de los 80 Working Girl, de Melanie Griffith. Adoramos su rol de mujer trabajadora moderna y especialmente la fiereza de las combinaciones de sus outfits: faldas blazers, hombreras, sneakers grandes con calcetines…

– ¿Por qué era necesario un nuevo Wolford?

– Era hora de que nos desprendiéramos de percepciones antiguas y nos centráramos en una colección más joven y colorista. Hemos jugado con nuevas siluetas, nuevas combinaciones de color y hemos reinventado la imagen de la marca. Por supuesto seguiremos teniendo nuestras piezas icónicas, pero también les hemos dado un «lavado de cara».

– ¿Y en qué consiste esta renovación?

– Es un nuevo capítulo de la historia de la empresa. Nuestra nueva imagen consiste en retomar el control y en ser nosotras quienes establecemos las normas: somos imaginativas, abiertas, chispeantes y con fiereza. Alimentadas de lo mundano, esta temporada empujamos nuestros límites para mostrar nuestro #TrueCharacter (nuestro verdadero carácter), y queremos que nuestras clientas también lo hagan. Queremos alegría, diversión y celebración; encontrar fantasía todos los días e incuso placer en nuestros defectos. La autoaceptación convertida en autocelebración.

– ¿Qué encontramos en la nueva colección?

– Reflejamos tanto nuestros orígenes como nuestro know-how. La silueta femenina tiene un papel muy importante, y hemos revisitado nuestros iconos, como el vestido de tubo «Fatal» o el body «Colorado». También hemos desarrollado una nueva técnica de punto de unión que crea un impresionante efecto de mapeo del cuerpo en 3D en vestidos, faldas y leggings.





Fuente Enlace

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *