Se nota que aquí hay vida. La diseñadora de vestidos de noviaGraziella Antón de Vez y su marido, el cirujano plástico Javier Herrero, decidieron recuperar esta villa italiana en la zona alta de Barcelona, con la complicidad de sus hijos. Una casa donde todo tiene su razón de estar. Leer

Sigue leyedo aqui el articulo completo [ Fuente real noticia ]

Deja un comentario